viernes, 31 de agosto de 2007

TENTATIVAS DE DE-BLOGGING. APUNTES AL MARGEN: SLAVOJ ZIZEK.



En ti más que tú mismo. El potencial revolucionario de Internet está lejos de ser evidente (26/01/07).

En Diciembre, el honor de "Persona del Año" de la revista Time no les cayó a Ahmadinejad, Chavez, Kim Jong-Il, ni a ningún otro de los sospechosos habituales, sino que fue para "tí": para todos y cada uno de nosotros, creadores de contenidos en la World Wide Web. La portada del Time mostró un teclado en blanco con un espejo como monitor del ordenador, permitiéndonos a cada uno de nosotros vernos como reflejo. Para justificar esta elección, los editores citaron el giro global de las instituciones terrestres a la emergente democracia digital donde los individuos -tú- son ambos ciudadano y rey.

Hubo más en esta decisión de lo que parece a primera vista, y más que el sentido habitual del término. Si hubo en algún momento una elección ideológica, consistió en esto: El mensaje -la nueva ciberdemocracia permite a millones que se comuniquen y organicen, circunvalando al control estatal centralizado- enmascara una serie de inquietantes huecos y tensiones.

Primero, la ironía obvia, todo el que mira la portada del Time no ve a los otros con los que se supone que ha de estar en comunicación directa. Ven la imagen espejada de sí mismos. No es sorprendente que Gottfried Leibniz, el filósofo alemán del siglo XVIII que inventó el sistema binario, sea una de las referencias filosóficas predominantes para los teóricos del ciberespacio: Consideremos su concepto metafísico de "mónadas", esas entidades de la percepción que son al reino mental como son los átomos a lo físico, pero "sin ventanas" que se abran directamente a la realidad exterior. ¿No tiene eso un inquietante parecido con aquello a lo que somos reducidos al sumergirnos en el ciberespacio? La típica persona que navega hoy sentándose sola frente a la pantalla de un PC, está convirtiéndose cada vez más en una mónada sin una ventana directa a la realidad, encontrando sólo simulacro virtual, y aun así cada vez más inmersa en la red global, comunicándose sincronizadamente con el planeta entero.

Una de las últimas modas entre los radicales sexuales es el "masturbathon", un evento colectivo en el que cientos de hombres y mujeres gozan por motivos de caridad. Los masturbathones construyen un colectivo de individuos que están preparados para compartir algo con otros. ¿Pero que están compartiendo? El solipsismo de su propio gozo estúpido. Uno puede conjeturar que el masturbathon es la forma de sexualidad que se adapta perfectamente a las coordenadas del ciberespacio.

Esto, sin embargo, es sólo parte de la historia. Además, el "tú" que se reconoce a sí mismo en su imagen en la pantalla se encuentre profundamente dividido: nunca soy simplemente la persona que soy en la pantalla. Primero se encuentra el (obvio) exceso de mí como persona física "real" sobre mi persona en la pantalla: a los marxistas y otros pensadores en disposición a la crítica les gusta destacar que la supuesta "igualdad" en el ciberespacio es engañosa. Ignora todas las disposiciones materiales complejas (mi riqueza, mi posición social, mi poder o su falta, etcétera). La inercia de la vida real desaparece mágicamente en la navegación sin fricción en el ciberespacio. Lo que la Realidad Virtual provee es la realidad en sí misma deprivada de su sustancia. Del mismo modo en que el café descafeinado huele y sabe como el café real sin ser la cosa real, mi persona en la red, el "tú" que veo ahí, siempre es ya un Yo descafeinado.
[CONTINUAR LEYENDO]


* * *




In You More Than Yourself. The revolutionary potential of the Internet is far from self-evident.

In December, Time magazine’s annual “Person of the Year” honor went not to Ahmadinejad, Chavez, Kim Jong-Il or any of the other usual suspects, but to “you”: each and every one of us using or creating content on the World Wide Web. Time’s cover showed a white keyboard with a mirror for a computer screen, allowing each of us to see his or her own reflection. To justify the choice, the editors cited the global shift from earthly institutions to the emerging digital democracy where individuals—you—are both citizen and king.

There was more to this choice than meets the eye—and in more than the usual sense of the term. If there ever was an ideological choice, this was it: The message—the new cyber-democracy allows millions to directly communicate and self-organize, bypassing centralized state control—masks a series of disturbing gaps and tensions.

First, the obvious irony, everyone who looks at the Time cover does not see the others with whom he or she is supposed to be in direct communication. They see the mirror-image of themselves. No wonder Gottfried Leibniz, the 18th century German philosopher who invented the binary system, is one of the predominant philosophical references of the cyberspace theorists: Consider his metaphysical concept of “monads,” those entities of perception, which are to the mental realm what atoms are to the physical, though “without windows” that directly open up to external reality. Isn’t that eerily similar to what we are reduced to when immersed in cyberspace? The typical Web surfer today, sitting alone in front of a PC screen, is becoming more and more of a monad with no direct window onto reality, encountering only virtual simulacra, and yet increasingly immersed into the global network, synchronously communicating with the entire planet.

One of the latest fads among sexual radicals is the “masturbate-a-thon,” a collective event in which hundreds of men and women pleasure themselves for charity. Masturbate-a-thons build a collective out of individuals who are ready to share something with others. But what are they actually sharing? The solipsism of their own stupid enjoyment. One can surmise that the masturbate-a-thon is the form of sexuality that perfectly fits the coordinates of cyberspace.

This, however, is only part of the story. Additionally, the “you” who recognizes itself in its screen-image is deeply divided: I am never simply my screen persona. First, there is the (rather obvious) excess of me as a “real” bodily person over my screen persona: Marxists and other critically disposed thinkers like to point out that the supposed “equality” in cyberspace is deceiving. It ignores all the complex material dispositions (my wealth, my social position, my power or its lack, etc.). Real-life inertia magically disappears in the frictionless surfing in the cyberspace. What Virtual Reality provides is reality itself deprived of its substance. In the same way decaffeinated coffee smells and tastes like real coffee without being the real thing, my screen persona, the “you” that I see there, is always already a decaffeinated Self.
[READ THE WHOLE ARTICLE]


* * *

BONUS



ZIZEK, BUTLER & RICKELS


THE PERVERT'S GUIDE TO CINEMA

* * *

- MÁS SLAVOJ ZIZEK EN LA RED.

- ANTES EN TENTATIVAS DE DE-BLOGGING.

5 comentarios:

Lazare dijo...

buen artículo.

espero poder contribuir al de-blogging con algo más que el texto mío que ya tomaste (y que por supuesto puedes incluir en el proyecto si quieres), pero me temo que no podrá ser al menos hasta la segunda quincena de septiembre. para entonces ya veremos qué me sale. pinta muy bien, estás recopilando una buena colección de textos.

a propósito de una entrada anterior - una pena saber de la muerte de i. isou. aunque estaba un poco desconectado de su obra: no sé por qué pensaba que ya había muerto hace años... lamentablemente dudo de que reciba los homenajes que creo que merece, al menos en algún lugar accesible para mí.

en fin, ya seguiremos hablando - un abrazo.

Maese Huvi dijo...

Magnífica reflexión sobre internet y la falsificación de la experiencia. Zizek me parece un pensador muy interesante, no creo que sea el "salvador" de la crítica marxista , el nuevo gurú de la intelectualidad comprometida como le quieren ver algunos, pero no hay duda que siempre suele poner el dedo en la llaga... y hace mucha pupa.

Yo también espero sumarme a esta iniciativa de "de-blogging" en próximas fechas... si supero esta pereza que me atenaza...

Saludos amputacioneS

Amputaciones dijo...

Cuento, desde luego, con vuestra colaboración.

Dennis Cooper acaba de colgar una versión en inglés del anuncio que puede verse en la columna de la derecha. Espero que la tribu de los cooperianos también se anime...

David Saä Viccenzo dijo...

Hola, Dennis Cooper me ha informado que podría interesarme el proyecto..oh vaya y está en español!!! operfecto. NO dudes que me gusta´ria colaborar. O extres tú culquier texto de mi blog o te lo envío yo, como lo prefieras. Un beso enorme.

La adelfa Blanca.

Amputaciones dijo...

Saä Viccenzo: Bienvenido a bordo. Prefiero, desde luego, que me lo envies tú.

Y si escribes algo especial para la ocasión, mejor que mejor. ¿O es pedir demasiado?

En fin, manda lo que quieras. Seguro que merecerá la pena.

Saludos.