sábado, 4 de febrero de 2017

Manifiesto Vacío. Génesis IV.





Dios dijo: “hágase el vacío”
y se limpió las migas de la pechera.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y como si nada.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y se alejó silbando.

Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero sin despeinarse.


Dios dijo: “hágase el vacío”
y más de doscientas personas perecieron en el tumulto.


jueves, 26 de enero de 2017

Manifiesto Vacío. Génesis III.





Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero no eran más que gases.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y golpeó con la cucharilla el borde de su taza de té. 

Dios dijo: “hágase el vacío”
y se oyó la esquila de un leproso.

Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero solo el terrorista comprendió el mensaje.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y ¡pum!



sábado, 21 de enero de 2017

Manifiesto Vacío. Génesis II.





Dios dijo: “hágase el vacío”
y tiró de la cadena.

Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero solo se hizo un silencio de muerte.

Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero nada.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y parecía una de esas enfermeras que se ven en los carteles de los hospitales.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y el ángel Anauel pensó: “ya te vale”.


domingo, 15 de enero de 2017

Manifiesto Vacío. Génesis I.





Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero algo se atascó en el desagüe.

Dios dijo: “hágase el vacío”
y se tapó los oídos como si hubiese lanzado un petardo.


Dios dijo: “hágase el vacío”,
y al diablo se le escapó un estornudo.


Dios dijo: “hágase el vacío”
y le guiñó un ojo a la chica de la minifalda.


Dios dijo: “hágase el vacío”,
pero el dinosaurio todavía estaba allí.

viernes, 2 de septiembre de 2016

FICCIONES. Glas.






TRATAMIENTO #1



EXT. DESCAMPADO – CAÍDA DE LA TARDE

Un descampado en las afueras. Viejos montones de basura que por efecto del paso del tiempo han quedado transformados en túmulos irregulares. Nuestro personaje decapita espigas con una rama pelada, patea latas herrumbrosas, escala montículos: pasa de los cuarenta, pero aquí se siente de nuevo un niño explorador.

Durante un instante queda oculto por una de las elevaciones del terreno. Cuando vuelve a aparecer en imagen, lleva en la mano lo que parece una bolsa de viaje. [De alguna manera debe quedar claro que se trata de un hallazgo casual]. Desconfiado, mira a uno y otro lado para comprobar que nadie lo está observando, que no se trata de una broma o de una trampa. Abre la cremallera de la bolsa, mira en el interior, vuelve a cerrar la cremallera. Apretando la bolsa contra el pecho, sale de cuadro.

sábado, 30 de julio de 2016

NOVEDAD. Kwass o el arte combinatoria [eBook]

  • ‘Kwass’ se nos presenta como un ideario del pensamiento en libertad y en la conquista de lo salvaje a través del envite a cualquier convención normativa, genérica, antropológica, erótica. Su texto es un ideario salvaje que se impone a través de su estilo, del juego, del desafío de la quiebra de cualquier límite tanto técnico como formal.  Ana Gorría

 
 

Kwass o el arte combinatoria [eBook]

Kwass o el arte combinatoria [eBook]  
“En la literatura, lo único que nos atrae es lo salvaje. El tedio sólo es otro nombre para la domesticación. Lo que nos embelesa de Hamlet, de la Iliada, y de todas las escrituras y mitologías, es su pensamiento salvaje, indómito, tosco y libre, que no ha sido aprendido en la escuela, ni pulido y refinado por el arte. Un libro verdaderamente bueno es algo tan ferozmente natural y primitivo, misterioso y maravilloso, fértil y celestial, como un liquen o un hongo.” Como esta novela.
 

miércoles, 18 de mayo de 2016

En el diván...


Despiertas dentro de una mazmorra, amarillento, piensas que incluso te han extirpado un riñón. De la oscuridad surge, de repente, una voz familiar, la voz de un libro que lleva tu nombre. ¿Cómo se titula y quién lo editó?

Sospecho que se trata de Kwass o el arte combinatoria. Lo ha editado palimpsesto 2.0, una brava editorial sevillana. Juan Luis Gavala, ese insensato, es el culpable de que ambos nos encontremos ahora en este trance.

¿Hace cuánto que ese libro y tú se conocen?

Demasiado. Todo debió de empezar allá por el año 2008. Estaba escrito que teníamos que acabar de esta manera.

¿Cómo crees que sería tu vida si no lo hubieses publicado? 

Creo que entonces no habría tenido ocasión de conocer a un puñado de gente de lo más encantadora (aunque tampoco a los cabrones que han acabado encerrándome aquí)

¿El mundo sería un lugar más feliz sin libros de tu autoría, entonces?

Mucho más hermoso y armónico, sin duda. Kwass es un chirrido, una disonancia. [...]

domingo, 7 de febrero de 2016

Una insólita reunión





insólito, ta

Del lat. insolĭtus.
1. adj. Raro, extraño, desacostumbrado.

Desde que hace ya casi un año se nos ocurriera reunirnos cada mes en una librería para celebrar los jueves librerantes han sido unas cuantas las ocasiones —una cada mes, para que no se olviden de nosotros, descansando agosto, diciembre y enero— en las que, con esta excusa, la de reunirnos porque sí, nos hemos juntando en torno a nuestros libros autores, editores y libreros. Cada uno de los jueves —que no suelen, por cierto, caer en jueves—, un tema.   El último, este miércoles pasado, fue en torno a lo insólitoEnrique García Ballesteros, Julio Ángel Olivares, Diego Luis Sanromán y Ramón Mayrata se aproximaron a través del cine, la literatura y la fantasmagoría a este escurridizo y, por momentos, inquietante tema.

Como no tenemos fotos (la becaria, apuntito ya de ser fulminantemente despedida, ha vuelto a fallar con la cámara), en esta ocasión se lo vamos a contar con el audio del encuentro (la grabadora sí tenía batería).

Así, esto fue, más o menos, lo que pasó; por partes: