miércoles, 13 de junio de 2007

TENTATIVAS DE DE-BLOGGING (III)


"Asumámoslo. No tengo ganas de escribir. La idea misma del blog es narcisista y estúpida. He pensado en suprimirlo un montón de veces, desde que no escribo. Además, nadie lo lee (¿para qué?). Tengo la autoestima demasiado baja para ponerme a buscar cosas que decir. Sólo se me ocurren cosas mezquinas y estériles. No sé qué es lo que me gustaría conseguir. No nos enrollemos demasiado. Yo ya lo sé y a los otros no les importa, como es lógico. La autocompasión aburre, y el comentario más. No quiero hablar de política, ya sabemos todos de qué va. No quiero hablar de la peli que vi anoche o de cuánto me emociona tal libro o de lo malo que es ese disco que a todo el mundo le encanta. No quiero pasarme horas delante de un ordenador mirándome al ombligo. No tengo nada que comunicar al universo, ni sé nada que no sepan los demás. No se me ocurre nada para escribir un cuento o un poema, ni sé hacer fotos bonitas. Ya me he cansado de decir que no tengo nada que decir. Tampoco soy Samuel Beckett. Qué más quisiera".

GLITCH (05/12/06). Robado de AQUÍ.

6 comentarios:

glitch dijo...

ah, era esto... ¡ladrón! jajaja

gracias por citarlo de todos modos, aunque el texto sea un poco... no sé. cualquier día se me pasa la rabieta y vuelvo a escribir.

aunque eso del silencio tiene un aura de misterio que vaya, luego lo rompes y la cagas.

pero bueno, sólo por salir en tu blog ya vale la pena.

un abrazo.

Amputaciones dijo...

No, no... No era sólo esto...

Luego me paso por alguno de tus espacios y te cuento...

Emiliano Correia dijo...

bueno, amputaciones, recibí su interesante propuesta, acerca de una compilación de textos sobre el significado - entre otras cosas - de la comunicación en la era del blog. Ahora bien, hay alguna fecha aproximativa para enviar el material, o es simplemente una primera tentativa de socializar la inquietud?

Amputaciones dijo...

Emiliano:

Esto de dar respuesta a comentarios ajenos en casa propia tiene el inconveniente de que uno nunca está seguro de que el otro lo vaya a leer. Así que me paso por la tuya y te cuento.

Emiliano Correia dijo...

Bueno Diego, creo que podría proponerse por ejemplo una extensión no máxima de 3 hojas, y una fecha aproximativa de 3 meses. Un ejemplo nomás.

Emiliano

Emiliano Correia dijo...

Aló, Diego, no se si se incribió en el blog, pero cualquier cosa lo vuelvo a decir: se podría fijar una fecha de 3 meses, y establecer una extensión que podría rondar las 3 hojas de máximo.